Empezando por el principio.

Año 1993, mi madre y yo entramos en la consulta del médico. Aquel día nos tenían que dar los resultados de unas pruebas en las que confirmaban que era celíaca (ciríaca, entendí yo). Los médicos asesoraban a mi madre diciéndole que el hospital tenía un servicio de psicólogos para los niños recién diagnósticados y yo paré en seco la conversación preguntando si podía seguir comiendo tortilla de patata, mientras fuera así, yo sabía que no iba a tener ningún tipo de problema.

Una característica personal es que me encanta expresarme, soy muy habladora en cuanto conozco a mi interlocutor y en esa necesidad patológica de intercambio de ideas se me ocurrió hacer un blog. El problema era sobre qué hacerlo, ya que soy una persona con tantos intereses que agoto con facilidad y quería que tuviera cierto punto de utilidad y divulgación. Así que después de mucho pensar decidí hacerlo sobre un aspecto de mi vida que me hace peculiar que es el ser celíaca.

La pretensión fundamental de este blog es compartir, compartir anécdotas, vivencias, lugares en los que lo hemos pasado mejor o peor, momentos de solidaridad sin precedentes cuando no era fácil, recetas de cocina, avances médicos, propósitos, novedades, no se, detalles, detalles que hacen de nuestra vida una vida mejor. Espero que todo sea con un tono distendido y  lleno de sentido del humor.

Muchísimas gracias de antemano y bienvenidos.

 

311020_10150348601157310_138188331_n

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s