Problemas del cocinero sin gluten.

Una de las cosas problemáticas a las que un celíaco cocinero o alguien que se pone a cocinar cosas sin gluten tiene que enfrentarse es a que … ¡TACHÁN!: Lo que hace panificable a la harina es EL GLUTEN y es éste el culpable de las maravillosas texturas que tiene el pan, la bollería, la pasta, las bases de pizza y todo, todito lo que lleva gluten.

No os digo nada de esas croquetas de aquellos años del diagnóstico reciente, nos salían cuadradas y viscosas, eso sin contar con el pan rayado, que era basto como el esparto, o los macarrones, que pasaban de estar al dente a ser puré en cuestión de segundos como no se estuviera pendiente

No nos engañemos, cocinar sin gluten no es fácil, pero tampoco es imposible. No tenemos más que ver los millones de blogs y páginas que nos facilitan el hecho de ponernos a cocinar con miles de recetas y trucos para que las cosas estén más buenas (desde aquí mis más sinceros agradecimientos porque sin vosotros no somos nada). Se va experimentando con harinas, con levaduras, mezclando, tamizando, estando más o menos tiempo, echando especia x para que ese plato esté más rico y maquille un poco el hecho de que esté un pelín más basto (uno de los miles de problemas que pueden ocurrir).

Pensando mucho en ello creo que me he dado cuenta de algo que nos pasa a todos a la hora de ponernos a cocinar y es que pretendemos que nuestra cocina sin gluten sepa a la de con gluten y a mi forma de ver es una pérdida de tiempo. Cuando me diagnosticaron que era celíaca yo tenía 13 años, ahora tengo 34 y aunque os parezca mentira sigo añorando el sabor de ciertas cosas y ciertos sabores y me acuerdo a la perfección de cómo sabe el pan o una pizza. Creo que eso hace que involuntariamente cuando cocino quiero que mis cosas sepan como las que recuerdo de mi infancia y quiero que una pizza sepa a pizza y unos churros me sepan a churros.

La cosa es la siguiente, creo que se debería invertir más tiempo en que nuestra comida sepa bien por sí misma, pero no porque se parezca más a la que contiene gluten. Nuestros esfuerzos deberían ir dirigidos a que toda nuestra investigación con respecto a los sabores y a las texturas de nuestra particular cocina se mejoren dentro del “singlutenismo”, pero no para que se parezca más a lo con gluten, sino para que esté bueno dentro de que es cocina sin gluten y son sabores que estoy segura de que mejorarían sustancialmente si nos olvidamos de imitar y empezamos a crear con nuestras posibilidades. Ahora hay un mundo a nuestro alcance con el que no soñaba de pequeña y creo que deberíamos de aprovecharnos de eso. (Y de paso va para los fabricantes de comida sin gluten, ejem, ejem)

Dicho lo dicho, que siga la creatividad culinaria y que sigamos compartiendo por muchos años esa creatividad de la que nos surtimos todos con toda la solidaridad del mundo.

Un saludo a todo el mundo. 

Me ha encantado estar de nuevo con vosotros.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s