Esos locos celíacos… ¿Qué nos pasa?

Este post es un poco una rectificación de un post que escribí al iniciar el blog que ya he eliminado por alguna incoherencia médica que escribí, ya se sabe, me lancé a escribir y a escribir y así me pasó, que en algún punto tenía que meter la pata y tenía que ser en el punto médico, que es el que más me gusta por mi naturaleza curiosa.

He intentado buscar símiles varios y comparaciones para explicar de un modo que se comprenda todo lo que implica la enfermedad celíaca en el organismo de un enfermo celíaco. El gluten en nuestro organismo es como una podadora que arrasa con las vellosidades intestinales. Los daños van siendo paulatinos hasta que llega un momento en el que estas vellosidades se van atrofiando poco a poco hasta que desaparecen haciendo que los nutrientes que comemos no se absorban. Cuando nos van a diagnosticar nos hacen una biopsia y entre muchas cosas miran el grado de atrofia de las vellosidades que tenemos (El grado es de atrofia de las vellosidades, lo que no hay que confundir con grado celíaco ya que todos los celíacos somos igual de celíacos y no hay celíacos más celíacos que otros). Una de las cosas, de hecho, que ponen en el resultado es el grado de atrofia, el máximo por lo general no es nada agradable, ya que suele ser que esas vellosidades se han maltratado tanto que se han tumorado.

A todo esto, el sistema inmune anda loco, sabe que algo malo pasa en el organismo y que hay que intentar salvar como sea aquello que siente agredido, así que el pobre, como tampoco sabe muy bien que hacer porque tampoco le han enseñado una pauta de ataque, le da por atacar a otras partes del cuerpo como son los huesos, el sistema endocrino, el sistema reproductor o el sistema neurológico también por la mala absorción de vitaminas y minerales que son fundamentales y nuestro cuerpo no sintetiza. De ahí que la celíaca se vincule a otras enfermedades de carácter autoinmune como son la diabetes tipo uno, algún tipo de pancreatitis, la osteoporosis, problemas de tiroides, el síndrome del colon irritable y un montón de etcéteras que no cabrían en un post que sea viable.

No quisiera terminar este post sin comentar que nuestra condición es para siempre y es una intolerancia que permanecerá con nosotros toda la vida. La celíaca no es algo que viene y va, ni es algo temporal. Espero haber estado un poco más acertada en esta ocasión y que el post guste a todo el mundo. Si no, sabéis que me podéis rectificar en cualquier momento, Os mando un abrazo y os doy muchísimas gracias por vuestra atención.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s