Celíacos asintomáticos.

No se si os lo he comentado en algún momento en todo el tiempo que llevo en el blog, pero en mi caso, soy celíaca asintomática. Existe un porcentaje de celíacos que no tiene ningún tipo de síntoma. Así como en la gran mayoría la celiaquía se manifiesta con problemas gastrointestinales, de dolores articulares, de piel, de tristezas, melancolías y demás. Existe un grupo, en el que me incluyo, en el que el celíaco no tiene ningún tipo de síntoma.

Lo primero es lo primero, con nuestro diagnóstico se suele tardar más (todavía) que con un diagnóstico de celiaquía normal, como no tenemos síntomas no damos indicativos de ningún tipo y los médicos no saben qué buscar en nosotros. Agradezco haber dado con un médico que para aquellas épocas era un iluminado y dio enseguida con el chiste, quizá porque en ese momento empezó a interesarse por la celiaquía y dio conmigo.

Por lo demás hay gente que piensa que esto es una maravilla porque no nos ponemos malos y no tenemos que pasar por el peregrinaje al cuarto de baño cada vez que involuntariamente comemos gluten, ni los dolores de huesos, ni esas “depresiones” sin motivo…y eso no está nada mal, porque físicamente no notamos nada.

Como siempre, todo tiene su lado bueno y su lado malo, todo lo que nos quitamos de problemas físicos, lo ganamos en pocas señales de que lo estamos haciendo bien. El celíaco asintomático está deseando que llegue su análisis anual para saber si está haciéndolo todo de forma correcta o no, porque no hay nada que le diga que está haciendo bien la dieta sin gluten. Eso significa que si ya el celíaco tiene que ser una persona responsable de por sí, el celíaco asintomático lo tiene que ser mucho más porque no tiene ninguna señal física de que ha transgredido la dieta y esto le añade una presión extra.

Por otro lado, llamaría la atención sobre algo que creo que es importante que es la percepción de un celíaco asintomático a nivel social. Pues llamadme lo que queráis, pero en todos los años que llevo en esto me da la impresión de que todavía se nos toma un poco a cachondeo. Creo que la cosa es que estamos acostumbrados a que la secuencia lógica de todas las cosas es que toda causa tiene un efecto y cuando nos falta una de las dos cosas es como que nos perdemos, máxime cuando no hay información apenas todavía sobre nosotros. A mi juicio el hecho de no ver ninguna consecuencia ante la ingesta involuntaria de gluten, hace pensar a la otra persona que no debe de pasar nada si “el raro este” come un poco. En resumen, si no hay peregrinaje al señor roca, un atacazo de dermatitis herpetiforme o unos cuadros intestinales de los que hacen historia, no generamos ni preocupación ni importancia y esto hace que la gente se despreocupe un poquito. Lo curioso es que cuando miras un producto para ver los ingredientes y coincide con que la persona que te lo ofrece está completamente segura de que es algo que puedes comer te miran con cara como si estuvieras loco y con desconfianza, como si en realidad lo que te pasase es que fueras un maniático. Si ya esto puede pasar en las mejores familias, porque partimos del gran desconocimiento que hay todavía hacia nosotros, ya no os digo cuando salimos fuera, que nos encontramos comentarios de todo tipo entre los camareros que merecerían un libro de compilación de “Frases absurdas que se le dicen a un celíaco”.

Pues decir que también existimos y que nuestro cuidado es tan importante como el de cualquier otro celíaco, es más, el día que el asíntomático tiene síntomas es que está malito de verdad, porque si no ha seguido la dieta correctamente es posible que llegue a tener unos cuadros irreversibles de problemas intestinales y de otros órganos dado el carácter autoinmune de esta enfermedad, así que, mejor que no infravaloremos el hecho de no ponernos malos, ni lo consideremos una suerte, porque no es así.

Os mando un afectuoso saludo como siempre y os doy las gracias por haber ojeado el blog de nuevo.

Un abrazote, espero que os haya gustado. ❤

10934282_10152658193749220_728998856_n

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Celíacos asintomáticos.

  1. Hola

    Yo no soy celíaco, pero si es cierto que veo que socialmente parece que no existe, o a lo sumo que los celíacos son gente “rara”, por nuestra experiencia en Perpiacere, incluso está penado ser celíaco económicamente, los productos mucho más caros, y como nos dijo una clienta de nuestra pasta sin gluten, la última vez que estuvo en un restaurante que se decía para celíacos, el precio más alto pero es que encima la calidad de la pasta que se pidió era al menos para echarse a reir, por no llorar.

    En fin, felicidades por el blog.

    Un saludo desde Perpiacere Gourmet.
    http://www.perpiacere-gourmet.es

    Le gusta a 1 persona

    • Yo soy optimista, se que esto va a mejor día a día, pero es porque también creo que nos va dando menos vergüenza preguntar en los sitios. Creo que se nos tiene que ir el corte de preguntar, con una sonrisa y amabilidad se llega muy lejos y la verdad es que no tenemos nada que perder. Nos da visibilidad y eso es fundamental a todos los niveles.
      ¡Un saludo! ¡Me ha encantado el comentario!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s